TRENCH OF HOLLYWOOD FOR THE NEW SEASON

La prenda de entretiempo por excelencia sigue siendo temporada tras temporada el trench, y tras las rebajas ya empiezan a asomar las prendas de la nueva estación, que si uno se despista hasta acaba picando algo en plena jornada dedicada a los saldos; ¡ups!, esto de seguro, no estaba en el plan inicial… Como no podía ser de otra manera, este año, vuelve el trench con más fuerza que nunca y mucho mejor si es de ante ó serraje, en todos los tonos camel y derivados del mismo que se nos ocurran, naranjas, rojos y hasta azul eléctrico para los más atrevidos. Uno pionero fue el de Ali MacGrau en LA HUIDA.

la huida 1LA HUIDA PROTAGONIZADA POR STEVE MACQUEEN Y ALI MACGRAW. Y es que hay que reconocer que la solapa (para nota), el porte y el gracejo que Ali le imprimía así tuviera que pasar penurias en su famosa escapada, le dieron un movimiento y un estilo a la prenda que queda ya guardado en las retinas de los amantes del cine y por supuesto de la moda. Pero en el trench. el corte masculino y el color beis, han sido desde siempre los grandes aliados de un clásico…, cómo no recordar en TAL COMO ÉRAMOS,  a un Redford elegantón, así estuviera con el corazón hecho pedazos en sus idas y venidas amorosas con la  Streisand, y  ya se sabe que la dignidad y la compostura, son buenas compañeras  en esto del mal de amores.tal como eramos TAL COMO ÉRAMOS PROTAGONIZADA POR REDFORD Y LA STREISAND, CON UNA CANCIÓN INOLVIDABLE DEDICADA A TODAS LAS QUE SE HAN SENTIDO UN POCO FEAS EN LOS BRAZOS DE UN HOMBRE DE TIPO METROSEXUAL, OLÉ POR LA STREISAND. Más conocidos, y requeteversionados, son los que luce Bogart en CASABLANCA…, esa despedida bajo la lluvia, última imagen de la peli ha sido utilizada en campañas publicitarias de importantes firmas de moda que cuentan con el trench como gran baza en todas sus colecciones; si hasta se ha colado en los dibujos animados, siendo el Inspector Gadget uno de los que mejor lo lleva, aportando elegancia a todas sus aventuras.casablancagadget 2 Y para rematar la lista, una CHARADA en la que Cary Grant, como siempre, cae, se levanta, tropieza y destartala, con un estilo digno de ser estudiado por cualquier mortal, nunca ni en el peor de los casos, ni en la más incómoda de las situaciones, lo hemos visto descompuesto, y es que es cierto que el trench ayuda, pero en términos de elegancia, lo que decía Chanel era aquello de…” no es la apariencia es la esencia, no es el dinero, es la educación, no es la ropa, es la clase”. Ahí va una, que la derrochócharada cary