THE CURVED SOFA AND THE APARTMENT, THE NEW CLASICS.

Estuve buceando en mi cuenta de Netflix, www.netflix.com, y seleccioné un clásico de Billy Wilder, con una bellisima Shirley MacLaine y un soberbio Jack Lemon, para rendirme por enésima vez, y las que quedan, a ése apartamento en el centro de New York de un hombre soltero, falto de carácter, que con el corazón en la mano, triunfa en el terreno de las emociones, sobrevolando la extorsión, la astucia, y al mejor de los picaderos…, y es que los clásicos “jetas”, que lucen a veces el disfraz de triunfadores, suelen obviar esos caminos a los que el corazón y la verdad nos pueden llevar…, básicamente porque menosprecian el trabajo de conocerlos, de conocerse, de mirar adentro y nada  como un guión de Wilder  y una soberbia interpretación de Jack Lemon (esos aires de tontorrón nunca fueron tan ciertos y certeros), para  mostrárnoslo con una sensibilidad que ha pasado a la historia del cine y de la vida. LA INUSITADA IMAGEN DEL TRIUNFO. The-Apartmentthe apartament 1 Wilder en EL APARTAMENTO, con sillas THONET www.thonet.com, revisando un brillante guión. Confortable, atemporal, e ideal para entablar conversación y ya puestos, si fluyen las cosas, a intimar, es el sofá curvo…, que lleva siendo un clásico desde los tiempos en los que el jetas Don Juan, enamoraba a Julieta, y que como buen clásico  sigue estando más de moda que nunca.the apartment 2ben ben curvo 13-ben-ben-curvoUna versión de lo que podría haber sido EL APARTAMENTO de Manhattan, en formato contemporáneo, aquí vestido con un impecable modelo BEN BEN, diseño de la talentosa Cini Boeri para Arflex, www.arflex.it      cini-boerijean-nouvel Cini Boeri y Jean Nouvel, en el stand de ARFLEX, en la Feria de Milán. Parece que las curvas, vuelven a estar de moda ó quizás nunca se han ido…, esas curvas que sorprendentemente, nos llevan en el camino de la vida a un gran destino, tal como a Baxter, que mientras acomoda las suyas en un sofá curvo, lindo y rechulo, abre las puertas a un feliz futuro….así pues en formato sofá ó destino para éste 2016, nunca más certero el dicho… ¡AMÁRRENSE, QUE HAY CURVAS!, pues que sean bienvenidas.